BLOG VICARE

VICARE FISIO VIGO

LOS PESARIOS
¿QUÉ SON Y PARA QUÉ SIRVEN?

No se conoce cuándo se usaron por primera vez los pesarios, pero hay documentos que datan de la época romana. Han sido fabricados de oro, plata, bronce, cuero, madera, piedra o goma, y actualmente son de silicona médica, latex y pvc.

Los pesarios son unos dispositivos que se introducen en la vagina para elevar, dar soporte y recolocar los órganos pélvicos (vejiga, útero, recto, vagina) disminuyendo la presión del suelo pélvico favoreciendo la oxigenación y la irrigación sanguínea de los tejidos.

Están indicados como AYUDA en el tratamiento de fisioterapia de un prolapso de órganos pélvicos (POP) e incontinencia urinaria de esfuerzo (IUE), y su prescripción debe ir acompañada de un plan de reeducación del complejo abdomino-pelvi-perineal.

Los pesarios nos ayudan a disminuir los síntomas y mejoran la calidad de vida de las pacientes durante la reeducación.

Es imprescindible la valoración y tratamiento del suelo pélvico por un fisioterapeuta especializado. Los prolapsos provocan debilidad de la musculatura del suelo pélvico, causada por partos largos, menopausia, estreñimiento crónico, alteraciones posturales, deportes de impacto (running, salto…) cargar pesos, crossfit…

Cualquier mujer, independientemente de su edad, puede necesitar el uso de un pesario en un momento determinado como ayuda para evitar que un prolapso aumente. Encontramos mujeres jóvenes que tienen hijos y/o que realizan deportes hiperpresivos o de impacto (correr, crossfit…) con prolapsos, a las cuales podemos recomendar el uso de un pesario durante la práctica deportiva a parte de la reeducación.

Recuerda: El PESARIO NO es una SOLUCION a un problema SÓLO es una AYUDA.


Indicaciones

• Prolapsos órganos pélvicos
• Incontinencia urinaria de esfuerzo
• Prolapso sintomático durante el embarazo.
• Deseo de una maternidad futura
• Ulceraciones vaginales
• Paciente no apto para la cirugía con prolapso
• Preferencia de la paciente por tratamiento no quirúrgico.


Contraindicaciones:

• Infecciones locales
• Alergias de los materiales del pesario
• Dificultad de seguimiento
• Mujeres sexualmente activas que son incapaces de extraer y reinsertar el pesario


Los pesarios son de diferentes formas y tamaños, según su finalidad.

Se clasifican en:

• Los pesarios de apoyo que son fáciles de poner y reinsertar por la paciente. Después de retirarlos se puede mantener relaciones sexuales de forma habitual. Se utilizan para tratar todas las etapas del prolapso y de la incontinencia. El más utilizado es el anillo.

• Los pesarios de relleno de espacio, son para casos graves imposibles de operar e imposibilitan mantener relaciones sexuales con penetración mientras están puestos, y son difíciles de manejar por las pacientes.


En Vicare Fisio & Salud realizamos un tratamiento global de la persona, una valoración y tratamiento del suelo pélvico y si es necesario un estudio del tamaño y tipo de pesario según el grado de prolapso, la longitud de la vagina y el tamaño del introito vaginal. Además, enseñamos a las pacientes a colocar y retirar el pesario, así como a desinfectarlo con un futuro seguimiento. Sabemos que existen muchas dudas y cierto desconocimiento sobre este tema por eso, y como siempre os decimos, tenéis las puertas abiertas de nuestra clínica, estaremos encantadas de ayudaros. Os esperamos.


Foto: Jannes Jacobs on Unsplash