BLOG VICARE

VICARE FISIO VIGO

OSTEOPATÍA PEDIÁTRICA ¿QUÉS ES?

Si en el post anterior os hablábamos de la fisioterapia respiratoria infantil, hoy queremos explicaros qué es la fisioterapia osteopática pediátrica y cómo puede ayudarnos durante los primeros años de nuestros hij@s.

La osteopatía pediátrica es una disciplina terapéutica con una visión global, realizada por fisioterapeutas-osteópatas, cuyo objetivo es detectar y tratar las disfunciones o pérdidas de movilidad en diferentes tejidos como, la columna vertebral, articulaciones, cráneo, vísceras, fascias, nervios… reestableciendo la movilidad y su función, así como favoreciendo un desarrollo equilibrado de nuestro pequeño paciente.

Algunas de estas disfunciones pueden ser originadas durante la gestación y/o el parto: encajamiento del bebé en la pelvis, durante el descenso por el canal del parto, o debido a la utilización de instrumental externo, como fórceps, ventosas… También es posible que estas disfunciones puedan originarse debido a golpes o traumatismos durante los primeros meses o años de vida.

Cabe destacar que una de las zonas más afectadas por el exceso de presión o tensión durante el parto suele ser la cabecita del bebé.


¿Cuándo debería llevar a mi bebé al fisio-osteópata? Cuanto antes, mejor

A partir de los primeros días de vida TODOS los bebés deberían acudir a una sesión preventiva de osteopatía pediátrica para ver que el desarrollo del bebé se está realizando de manera adecuada. En caso de no ser así, la visita al profesional nos ayudaría a realizar un diagnóstico precoz e iniciar de forma temprana el tratamiento para mejorar la calidad de vida de nuestros peques. Lo ideal es hacerlo durante los seis primeros meses, ya que la capacidad de cambio y corrección es mayor.

Existe unos signos de alarma que nos van a indicar la necesidad de acudir a una sesión de tratamiento:

En bebes

• Bebés prematuros
• Forma asimétrica o zonas planas del cráneo
• Problemas durante la lactancia
• Problemas dentales y ATM
• Problemas de deglución, frenillo lingual corto
• Problemas de succión, o mal agarre del pecho
• Regurgitaciones o vómitos
• Cólicos, estreñimiento o diarrea
• Tripa dura e hinchada, muchos gases
• Dificultad para dormir
• Trastornos respiratorios (bronquiolitis…), otitis
• Tortícolis congénita
• Nerviosismo o irritabilidad
• Cefaleas o migrañas
• Llanto irritativo difícil de calmar
• Estrabismo
• No lagrimea por un ojo
• Una oreja más baja o más sobresaliente que la otra
• Un ojo más pequeño que otro
• Escoliosis, hipercifosis
• Pie zambo
• Alteración en el equilibrio y coordinación…


En niños:

• Trastornos de concentración
• Déficit de atención
• Trastornos del sueño
• Dolores de crecimiento
• Enfermedades reiteradas en oídos, nariz o vías respiratorias
• Escoliosis, Cifosis
• Pie equino varo
• Alergias, sinusitis, rinitis
• Trastornos de la lecto-escritura
• Hiperactividad…


Sabemos que se trata de un tema bastante amplio y, por lo general, soléis tener muchas dudas y preguntas al respecto. Por eso no dudéis en pasaros por la clínica, o hacernos llegar vuestras inquietudes a info@vicarefisio.com o a través de nuestras redes sociales de Facebook e Instagram. Esteremos encantados de ayudaros